Inicio‎ > ‎El Comite Informa‎ > ‎

ARCHIVO HISTORICO DE VIEQUES

posted Nov 20, 2008, 5:23 AM by Ruben Guzman   [ updated Nov 20, 2008, 5:28 AM ]
ARCHIVO HISTORICO DE VIEQUES

FUERTE CONDE DE MIRASOL

Apartado 71 Vieques, Puerto Rico 00765

787 741-1717 HYPERLINK
"mailto:bieke@prdigital. com"bieke@prdigital. com

Notas sobre Roberto Acevedo Quiñones

Nació el 16 de diciembre de 1922 en el sector Luján de Vieques, hijo de Don
Ruperto Acevedo y Doña Nieves Quiñones, ambos de Vieques. Quedó huérfano
siendo muy niño todavía, y que junto a sus hermanos crecieron al amparo de
sus padrinos, Don Zoilo Castaño (alcalde de Vieques entre 1920-1924 y
1924-1928) y Doña Gregoria Guadalupe. 

Al completar los estudios secundarios en las escuelas públicas de Vieques,
Acevedo se trasladó a la Isla Grande. Roberto Acevedo se negó a inscribirse
como soldado en la nación que mantenía colonizada la suya y fue condenado a
varios años de prisión en Atlanta. Al salir de la cárcel, Acevedo regresó a
Puerto Rico y se integró a las actividades del Movimiento Libertador bajo la
dirección de Albizu Campos. Se hizo miembro del Cuerpo de Cadetes de la
República del Partido Nacionalista Puertorriqueñ o. 

El día 30 de octubre de 1950, estalló lo que se conoce en la Historia
Puertorriqueñ a como la Revolución Nacionalista. A las 2:00 P.M., un grupo
de cinco nacionalistas atacó la residencia oficial del Gobernador, La
Fortaleza. El líder era Raimundo Díaz Pacheco y sus compañeros Domingo
Hiraldo, Gregorio Hernández, Manuel Torres Medina y el viequense, Roberto
Acevedo Quiñones. Durante una hora y cinco minutos se extendió la acción,
resultando muertos cuatro nacionalistas. Sobrevivió Gregorio Hernández.

La distinguida patriota puertorriqueñ a y destacada trabajadora social, Doña
Trini Rivera de Ríos, escribió el poema, 84 Balas, en reconocimiento a la
gesta libertadora del mártir viequense-nacionali sta, Roberto Acevedo
Quiñones (1922-1950).

(Roberto Acevedo Quiñones es uno de las principales figuras en la novela,
Capitán de los dormidos, de Mayra Monteros_

============ ========= ========= ========= ========= ========= ========= ===

Roberto Acevedo: Mártir Viequense en la Lucha por la Liberación

Nacional de Puerto Rico

Por
Robert Rabin

Roberto Acevedo Quiñones, viequense del sector Luján, es uno de los muchos
verdaderos héroes patrióticos puertorriqueñ os cuyas historias todavía no se
han publicado. Con este breve escrito quisiéramos conscientizar a nuestro
pueblo sobre el sitio de honor que merece este mártir viequense en la lucha
por la Independencia de Puerto Rico.

Según el documento de bautismo, Roberto Acevedo Quiñones nació el 16 de
diciembre de 1922, hijo de Don Ruperto Acevedo y Doña Nieves Quiñones, ambos
naturales y vecinos de Vieques. Información provista por nuestra amiga,
Doña "Nana" Ortiz de Castaño, indica que Roberto Acevedo quedó huérfano
siendo muy niño todavía, y que junto a sus hermanos crecieron al amparo de
sus padrinos, Don Zoilo Castaño (alcalde de Vieques entre 1920-1924 y
1924-1928) y Doña Gregoria Guadalupe. 

Se está comenzando el proceso de investigación sobre la juventud de Roberto
Acevedo, las influencias en el desarrollo de su pensamiento ideológico y
patriótico. A través de conversaciones con algunos de los contemporáneos de
Acevedo que se encuentran todavía en Vieques y comunicación con otros en la
Isla Grande y en los Estados Unidos, esperamos llenar el cuadro biográfico
de este hombre importante de nuestra Historia Viequense. Doña "Nana" Ortiz
de Castaño y Don Carlos Vélez Rieckehoff son dos de nuestros compueblanos
que compartieron con Acevedo y que tiene mucho que aportar en esta
investigación.

Cuando Roberto tenía sólo ocho años, visitaron a Vieques los dos máximos
líderes del Nacionalismo puertorriqueñ o, Don Pedro Albizu Campos y Don Juan
Antonio Corretjer. La edad de Acevedo en aquel momento no le hubiera
permitido entender el significado de la presencia de estos grandes de la
historia patria. Vale la pena, sin embargo, describir aquella visita de
Albizu y Corretjer a Vieques para entender el contexto histórico
viequense-puertorri queña en que se criaba el joven Roberto Acevedo.

El 15 de noviembre de 1930, Pedro Albizu Campos y Juan Antonio Corretjer
llegaron a Vieques por el muelle de Punta Arenas para participar en un mitin
de la Junta Local de Partido Nacionalista de Vieques. El presidente del
Nacionalismo en Vieques en esa fecha lo era Don Antonio Rivera Rodríguez
(alcalde de Vieques, 1948-1972). Los nacionalistas celebraron sus actos en
la Plaza Pública aquel sábado por la noche. El día siguiente, domingo, 16
de noviembre de 1930, se celebró una asamblea en el Teatro del Pueblo en que
se quedó constituida la primera Sección de Mujeres Nacionalistas en todo
Puerto Rico. Albizu dirigió estas palabras al grupo de mujeres viequenses:

"Vosotras ocuparéis un puesto de honor el la Historia Patria porque sois el
primer grupo de mujeres que en forma organizada os disponéis a defender
la Independencia de Puerto Rico."

La directiva de esta sección de damas de la Junta Nacionalista de Vieques
quedó constituida por las siguientes señoras y señoritas: Presidentas
Honorarias, Señora Yeya B. de Ramírez y Señora Cayetana Félix; Presienta,
Señora María Félix; Vice Presidenta, Señora Cristobalina de Casanova;
Secretaria, Señorita Virginia Morales; Tesorera, Señora Rosa de Cruz;
Vocales: Señorita Socorro Martínez, Señorita Providencia Bermúdez, Señorita
Carmín Benítez, Señorita Isabel Jiménez, Señorita Gertrudis Pérez.

Según nos cuenta Doña "Nana" Ortiz, "desde que fue entrando en la
adolescencia, en todo su ser despertó el amor patrio siendo fiel seguidor de
la doctrina política del hombre que él llamaba el Maestro Albizu Campos."
Nuestra investigación sobre la vida y pensamiento de Roberto Acevedo
revelará si alguna de las Damas Nacionalistas viequenses tuvieron un
impacto en el desarrollo de las ideas del joven Acevedo. 

Al completar los estudios secundarios en las escuelas públicas de Vieques,
Acevedo se trasladó a la Isla Grande. Respondiendo a los principios
nacionalistas, Roberto Acevedo se negó a inscribirse como soldado en la
nación que mantenía colonizada la suya. Por esta gesta patriótica fue
condenado a varios años de prisión en Atlanta.

Al salir de la cárcel, Acevedo regresó a Puerto Rico y se integró a las
actividades del Movimiento Libertador bajo la dirección de Albizu Campos.
Se hizo miembro del Cuerpo de Cadetes de la República del Partido
Nacionalista Puertorriqueñ o. Don Carlos Vélez Rieckehoff, héroe nuestro
también, nacionalista que sufrió la represión de la cárcel por su
participación en la Revolución Nacionalista de 1950, nos relató varias
anécdotas sobre Acevedo y mencionó un viaje que hizo Acevedo a Vieques en
los últimos días de octubre de 1950. "Nana" Ortiz recuerda esta visita y la
conversación en el balcón de su casa que tuvo Acevedo y otros nacionalistas
que le acompañaban en su última viaje a su tierra natal.

El día 30 de octubre de 1950, estalló lo que se conoce en la Historia
Puertorriqueñ a como la Revolución Nacionalista. El primer tiroteo entre
nacionalistas y policía ocurrió en el Barrio Macana de Peñuelas. Murieron
tres patriotas y un policía. Ese día hubo acciones armadas de
nacionalistas en Arecibo, Mayagüez, Naranjito, Ponce y Utuado. En Jayuya
ocurrió la acción más importante, siendo liberado el pueblo por los
nacionalistas. Muñoz Marín se vio obligado a movilizar la Guardia Nacional
para controlar la situación. 

A las 2:00 P.M. de aquel día glorioso, un grupo de cinco nacionalistas atacó
la residencia oficial del Gobernador, La Fortaleza. El líder era Raimundo
Díaz Pacheco y sus compañeros Domingo Hiraldo, Gregorio Hernández, Manuel
Torres Medina y el viequense, Roberto Acevedo Quiñones. Durante una hora y
cinco minutos se extendió la acción, resultando muertos cuatro
nacionalistas. Sobrevivió Gregorio Hernández.

La distinguida patriota puertorriqueñ a y destacada trabajadora social, Doña
Trini Rivera de Ríos, escribió el poema, 84 Balas, en reconocimiento a la
gesta libertadora del mártir viequense-nacionali sta, Roberto Acevedo
Quiñones (1922-1950).

84 Balas 

(Cadete Roberto Acevedo)

Por Trina Rivera de Ríos

Ochenta y cuatro balas le contaron,

84 balas en el hiero candente de

plomo gris y de sangre roja; 

de carne joven y de pecho bravo.

Infiltróse su savia en la tierra de sol de Puerto Rico,

Savia con sangre de plomo

Amalgamada.

Parece que era recio;

y era loco en verdad, 

pues entre más

al cuerpo le tiraban, 

resistía aún más 

una bala era poco,

Y tres, y cuatro, y diez;

Por eso le encrustaron

Ochenta y cuatro plomos y todos

A la vez.

Y allí donde cayera,

Quedaron enmarcadas

en el duro adoquín,

ochenta y cuatro balas, ochenta y cuatro señas,

señas que día tras día

la pisan hoy los "héroes" 

de tan "heróica gesta"......

Ochenta y cuatro balas mojadas hoy en plomo

Convertidas en garras

Que asirán a los cuervos

Que chuparon su sangre

Por el pico

Para tirarle al rostro

La vergüenza

De haber así vendido a Puerto Rico.

Savia de hierro rojo

Brillante cual rubí,

Ni mil, ni millones de balas

Jamás evitarán

El pronto germinar

De aquella savia roja

Amalgamada en gris.

Ochenta y cuatro balas le contaron

¡84! ¡Sí!

VIEQUES HISTORIC ARCHIVES

FORT COUNT MIRASOL

Apartado 71 Vieques, Puerto Rico 00765

787 741-1717 HYPERLINK
"mailto:bieke@prdigital. com"bieke@prdigital. com

Notes about Roberto Acevedo Quiñones

Born on 16 December, 1922 in Luján, Vieques, son of Don Ruperto Acevedo and
Doña Nieves Quiñones, both of Vieques. An orphan as a young boy, together
with his brothers brought up by Godparents, Don Zoilo Castaño (mayor of
Vieques from 1920-1924 and 1924-1928) and Doña Gregoria Guadalupe. 

After finishing high school in Vieques, Acevedo moved to the main island.
Robert Acevedo refused to enlist in the army of the nation that colonizad
his and was imprisoned for several years in Atlanta. Upon release, Acevedo
returned to Puerto Rico and joined the Liberation Movement under the
direction of Albizu Campos. He became a member of the Republican Cadets of
the Puerto Rico Nationalist Party.

On October 30, 1950, the Nationalist Revolution broke out. At 2:00PM, five
nationalists attacked the Governor’s oficial residence at La Fortaleza.
Raimundo Díaz Pacheco led the group that incluid Domingo Hiraldo, Gregorio
Hernández, Manuel Torres Medina and Viequense, Roberto Acevedo Quiñones.
The action lasted one tour and five minutes, ending with the death of tour
nationalists. Gregorio Hernández survived.

Distinguished Puerto Rican patriot and recongnized social worker, Doña Trina
Rivera de Ríos, wrote the poem, 84 Bullets, to remember the sacrifice for
liberation by Viequense nationalist martir, Robert Acevedo Quiñones
(1922-1950). 

(Robert Acevedo Quiñones is one of the principle figures in the novel,
Captain of the Sleepers, by Mayra Montero.)
Comments

Contactenos